PSE 4

“Si piensas que eres demasiado pequeño como para hacer una diferencia, es que no has dormido nunca con un mosquito en la habitación”

Proverbio africano

Tal vez ya tengas cerrada tu idea de negocio, o tal vez no… En todo caso, en este momento vamos a centrarnos ahora en identificar problemas cuyas soluciones serán clave para la obtención de un resultado innovador (y que te vendrá muy bien independientemente de cómo tengas de cerrada tu idea inicial a estas alturas).

Y ahora estarás pensando… ¿detectar problemas? ¿pero cómo pretendes que haga eso? Lo primero: ¡no te asustes! No es fácil, pero tampoco es imposible y vas a ver cómo dedicándole un poco de tiempo vas a encontrar problemas no resueltos (en la vida en general y en tu sector productivo en particular).

Existen una serie de estrategias que nos pueden ayudar a reconocer problemas:

Recoger información sobre tu entorno productivo, observar atentamente y con «gafas de investigar«, realizar entrevistas y encuestas (hoy es muy fácil gracias a los dispositivos móviles), mirar con lupa a las empresas que ya ofrecen productos o servicios similares o sustitutivos a los nuestros, conocer bien a nuestros/as clientes… todo esto son maneras de investigar que nos llevarán a detectar problemas que nos conducirán a una (o varias) ideas. Y además, nos ayudará a empezar a conocer nuestro perfil de cliente.

Una vez que hayamos trabajado esta fase de investigación y de detección de problemas, lo que vamos a hacer es filtrar la información recopilada hasta ahora para quedarnos con aquello que realmente aporta valor y nos lleva al alcance de nuevas perspectivas interesantes.

Para ello podemos utilizar esta herramienta:

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close